Google+ Followers

domingo, 20 de julio de 2014

CONSECUENCIAS LUEGO DE UN ROBO....

Unos días antes de que comenzara el mundial aproximadamente me robaron, con una navaja apuntándome al cuello, del lado derecho, justo en la yugular 
Volvìa de retirar dinero para los gastos del mes DINERO QUE CON ESTOS CACOS .... PERDÌ Y NO RECUPERÈ
Para colmo mi presiòn subiò al màximo como para no tener un A.C.V  
el dinero no se recupera, los impuestos hay que pagarlos igual, no te esperan.....el recuerdo que me queda es que Me dijo El LADRON QUE ESTABA BIEN VESTIDO Y  EN MOTO NUEVA CON CASCOS AMBOS YA QUE ERAN DOS...."bueno señora nosotro tenemo que comer" mientras se le daban vueltas los ojos de lo pasado de drogas que estaba.....
Llamè al 911, me preguntaron còmo eran los ladrones a dònde era, pero no me pidieron ni D.N.I ni DIRECCIÒN ni NOMBRE 
JA!
Lo peor es que HAY PERSONAS A LAS QUE ATIENDO QUE NO ME CREEN CUANDO POR H o por B debo faltar al trabajo pues tengo MAREOS, SOMNOLENCIA, ETC.
Cintia Saptiè
El tema del trauma después de un robo y es que lamentablemente para estas fiestas en que la gente suele tener un poco más de dinero gracias a los bonos y gratificaciones, también sucede que los ladrones están al acecho y sin importarles quién es la víctima, asaltan. Hay robos y robos. Hay aquellos en que los delincuentes arranchan la cartera y se van corriendo; y otros que incluyen el secuestro al paso o la violencia física. No hablaremos aquí sobre las modalidades de robo sino del trauma que este hurto ocasiona en las personas.
Se puede decir que el trauma psíquico es toda experiencia que golpea emocionalmente a un ser humano, rompe su estabilidad emocional y lo llena de un sentimiento de vulnerabilidad e incapacidad de reacción y respuesta.
El trauma rompe el equilibrio previo. Hablando en términos muy analíticos, “el aparato psíquico queda invadido de sentimientos de muerte e incapacidad de defensa”.
Las situaciones que pueden desencadenar un trauma son, en la mayoría de los casos, inesperados e incontrolables y golpean de manera intensa la sensación de seguridad y auto-confianza del individuo provocando intensas reacciones de vulnerabilidad y temor hacia el entorno.
El trauma psicológico se puede entender como un trastorno en el que la persona  queda paralizada e inundada por un estado de ansiedad e intensidad psíquica activa debido a una experiencia traumatizante.
Los síntomas pueden ser físicos, psíquicos y cognitivos entre los que encontramos : trastornos alimenticios o del sueño, apatía, dolores crónicos de origen desconocido, depresión, ansiedad, ataques de pánico, trastornos obsesivo-compulsivos, aturdimiento, sensación de perder el control, lapsos de memoria, desconsuelo, vivencia repetida de la experiencia traumática.
Uno de los aspectos más difíciles en estas situaciones son los estados de angustia que no son otra cosa que “la terrible experiencia de sentir que todo es amenazante, que hay un peligro inminente y que la proximidad de la desolación y la muerte está sobre nosotros”.
Esta angustia es una alarma que nos habla de lo vulnerables que somos y de lo expuestos que estamos al abandono, a la pérdida y a la muerte.
*CONFIDENCIAS. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario