Google+ Followers

viernes, 28 de enero de 2011

EFECTO DOMINÓ

Cada gota de agua que cae sobre el lago, altera su calma.
Cada desición que tomamos inevitablemente transforma el normal fluir de otras almas. Y así vamos mutando de estado.
 Cuando todos entendamos éste proceso, éste efecto dominó, podremos liberarnos y perdonarnos. Ya no intentaremos poseer, manipular ni dirigir y comenzaremos a AMAR DEJANDO LIBRE AL SER AMADO, Y AMANDONOS A NOSOTROS MISMOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario