Google+ Followers

viernes, 28 de enero de 2011

EN EL SILLON ESTRUJANDO MIS PENSAMIENTOS

Y me quedé tendida, en tu sillón, envuelta en sábanas.
Tenía frío y el cansancio estrujaba mis músculos y manipulaba mis pensamientos.
Y ahora, qué...
Cómo se le dice a un niño que ese caramelo tan deseado por él, no debe comerlo hasta que llegue el momento.
Y si ese momento no llega nunca?
Y si se olvida que tiene ese dulce en el bolsillo?
Una larga y aburrida lista de interrogantes sin respuestas acosaron mis hemisferios. Las aparté del camino.
Y me recosté en tu alfombra perdiendome en suspiros.
3 de mayo 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario