Google+ Followers

miércoles, 27 de julio de 2011

3 de mayo de 2010 Así comenzó el intercambio epistolar

Mientrás trabajo escucho a Luis Eduardo Aute, escritor, poeta, cantante, pintor todo en él es arte. Primer lunes de Mayo, presto atención a la letra de uno de los temas y mi mente eficazmente asocia, habla de pasión. Nunca me detuve a describir qué mueve a un ser cuando se "apasiona" qué siente, qué hace.
 ¿Qué quiere decir ESA PALABRA?
La PASION como vínculo de dos seres está asociada a la atracción sexual. Estamos apasionados cuando nos despojamos de la racionalidad que nos distingue como especie y dejamos que nos lidere el deseo.
Si buscamos el significado de la palabra descubrimos que viene del verbo en latín PATIOR que significa SUFRIR o SENTIR. Cuantas veces guiados por el SENTIR, por el corazón, por las mismísimas entrañas SUFRIMOS. Y tantas otras veces aquietamos las inseguridades y dejamos que la brújula del instinto, de la satisfacción del deseo nos lleve a consumar esa PASION.
Qué sería de nosostros si no existiera ese sentimiento...
Algo intransferible, lo saborea solamente aquel que lo cocina. Es una sucesión de acciones; deseo-siento-consumo-saboreo-evoco el placer de haberlo concretado. Todo eso es para mi la pasión que hoy me ha traído hasta aquí, después de haber pasado por todos esos estados...

Tendida,
con los muslos como alas abiertas,
dispuestas al vuelo.. te incito,
te invito a viajar por lácteas vías
y negros agujeros levemente desvelados
por tu mano que juega
por pudores y sudores enjugando
entre pétalos de carne, el estigma
de mi flor más desnuda,
Mojándolo todo...
Volando por universos de licor.

Húmedas llamas
los labios que con tus dedos
delicadamente delatas, dilatas para mí,
mostrándome, obscena la cueva del milagro
por donde mana el líquido rayo de la vida,
incandescente fuente, lechosa lava,
salpicaduras de agua profunda que inunda
Mojándolo todo...
volando por universos de licor.

Mi boca
besando tus labios incendiados
se dispone a beber en tu cáliz de polen y licor
y, entre zumos y zumbidos de olas y alas,
libidinosamente libar el néctar
de la flor de tus mareas...
lamiendo la miel salada que te fluye
y quema mi lengua que vibra,
lasciva, entre savia y saliva
mojándolo todo...
volando por universos de licor

Mis alas
de cera batiendo combatiendo tu fuego
en oleadas de ardientes espumas y plumas
e Ícaro volando tan alto, tan alto...
que a punto de entrar en el jardín del Edén,
fundido su vuelo por tu derramado sol,
cae, como el ángel exterminado,
al mar de los naufragios,
mojándolo todo...
volando por universos de licor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario