Google+ Followers

lunes, 24 de marzo de 2014

CÒMO PODER CAMBIAR, AUTOSANACIÒN



"El hombre no puede obtener nada sin entregar primero algo a cambio, para crear, algo de igual valor debe perderse, es la primera ley de la alquimia de equivalencia de intercambio".

¿Conocés el método Alkymia?
Se trata de una técnica de autosanación que funciona a través del pensamiento y activa las glándulas pineal y pituitaria, las encargadas de tu salud


¿Qué es?

Una técnica de autoterapia que busca activar las glándulas pineal y pituitaria, que están alojadas en el cerebro y son una poderosa vía para proteger tu salud: en pocas palabras, el objetivo final del método es que puedas llegar a la autosanación. Su única herramienta es el pensamiento. Para que tengas una idea de su importancia, el centro pineal-pituitario es representado en las religiones por diferentes símbolos: la hindú, por ejemplo, lo reconoce a través del tercer ojo.

¿Cómo se aplica?

Hay diferentes ejercicios para la activación del centro pineal-pituitario. Sólo tenés que transitar la lectura de una serie de indicaciones, en la más absoluta tranquilidad. A medida que vayas escuchando cada frase, se van a ir creando en tu mente diferentes ideas. Es fundamental que confíes en ellas y te dejes impulsar. Podés desarrollarlos por tu cuenta o ser asistida por un facilitador. No hay secretos ni trucos mágicos, sino un instructivo cuyo resultado dependerá de tu plena conciencia.

¿Qué síntomas trata?

Los especialistas que desarrollan Alkymia plantean que no existen enfermedades físicas o psicológicas que no puedan ser tratadas con este sistema: ellos reciben consultas para tratar alergias crónicas, psoriasis, colon irritable, migrañas, alteraciones en el sistema digestivo y trastornos de sueño. Cuentan, incluso, que recibieron consultas de pacientes terminales que lograron contrarrestar sus dolencias. El método, además, sirve para desarrollar al máximo tu creatividad.

Paso a paso

Leé esto con conciencia y tranquilidad. Funciona casi como una visualización: no es necesario estar en penumbras y podés hacerlo en cualquier momento del día.

1. Sentate en una silla, con la espalda derecha, y ordenales a tus músculos que cedan de una sola vez, soltándose a la gravedad de la Tierra. Llevá la atención a la glándula pineal y ordenale que se encienda.Visualizala como una esfera de luz que ilumina hacia ambos hemisferios cerebrales.
2. Visualizá cómo esta luz se expande, tanto que, por aquellos rayos que salen por sobre tu cabeza, vas al encuentro de los rayos arcoíricos que provienen de la Fuente, Padre/Madre o Arquetipo Uno, y te conectás con la Fuente.
3. Recibí su Luz-Amor, que se manifiesta en dos de los rayos: el rosa y el amarillo. Bajan hasta el centro cardíaco y se anclan formando un sol en expansión que irradia en esos dos colores. Al inhalar, llegan desde el centro cardíaco hacia vos, y al exhalar lo irradiás hacia todo el resto. Podés abarcar el planeta entero si querés. Activaste una red de conexión a tu Padre-Madre, desplazando lo humano, para dar cabida a tu divinidad que comienza a despertar. Un sentimiento de amor te inunda.
4. Los rayos arcoíricos que vienen de la Fuente pasan por tus brazos y salen por la yema de los dedos, como largos rayos de colores, que podés enviar hacia donde quieras.
5. Ahora vas a sentir cómo una espiral de color violeta eléctrico te envuelve vertiginosamente desde los pies hasta por sobre la cabeza. Experimentás sensaciones de paz, armonía y ausencia de limitaciones. Es tu ser-energía libre y armónico en disposición a la experiencia de cocrear con la Fuente.
6. Ordená reintensificar la luminosidad de la glándula pineal, que ahora se expande hacia la glándula pituitaria, que se abrirá como una flor de luz, hasta sentir que se fusionaron en una sola red de luz. Eso dará paso a una triangulación lumínica que es el portal de entrada hacia los campos de creación superior.
7. Vas a sentir surgir del centro de la flor de luz los rayos arcoíricos. Te envuelven y por ellos subís a los campos de creación superior. Recordá mantener la atención en la Fuente y el sentimiento de amor irradiando durante todo el acto creativo. Es momento de comenzar a cocrear, a manifestar sueños y anhelos con el poder del sentimiento y el pensamiento que fueron elevados a la perfección de la Fuente.

¿Quién lo impulsa?

La psicóloga chilena Lita Donoso explora los diferentes métodos de autoterapia como vía de sanación. Es la autora de El método y El fin de la era del miedo , libros que explican en detalle los pasos para desarrollar el método Alkymia.
¿Cómo describirías esta técnica?
Es una forma sencilla y original de conectarnos a nuestra Fuente para usar correctamente las facultades creativas por excelencia: sentir, pensar y atender. Reentrenar estas habilidades permite que el cerebro reactive zonas desconocidas, con un infinito potencial.
¿Cómo repercute en la gente?
Los más impresionados son los médicos, familiares y amigos que no encuentran respuesta a las sanaciones espontáneas.
¿Qué sentís al poder difundir esta herramienta?
La responsabilidad de ser un instrumento de transmisión. No inventé nada. Sólo organicé conocimientos milenarios que nuevamente están a disposición de la humanidad.
CINTIA SAPTIE 
TERAPEUTA CORPORAL Y FACIAL
ASTROLOGA
COMUNICADORA

No hay comentarios:

Publicar un comentario